facebook

“Rubí”: regidor de Guanajuato y primer político transgénero de México

0

EL 19 DE OCTUBRE del 2010 se publicó el decreto que señala dicha fecha como “Día Nacional Contra la Discriminación”.

Esto tuvo su origen en el nacimiento un día antes, de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación que establece en el artículo 4 que, para los efectos de esa Ley, “se entenderá por discriminación toda distinción, exclusión o restricción que, basada en el origen étnico o nacional, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de salud, embarazo, lengua, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra, tenga por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas”.

Tuvieron que pasar seis años para que un transgénero como el edil suplente José Luis Sánchez Araujo, mejor conocido como ‘Rubí’, asumiera el cargo de regidor titular al aprobarse la licencia del perredista Julio César García Sánchez al Ayuntamiento de Guanajuato quien será así el primero en contar con un miembro en el cabildo perteneciente a la comunidad lésbico-gay.

Será la siguiente semana, en sesión de Ayuntamiento, en que “Rubí” rinda protesta para asumir funciones. Quien también se desempeña como vocera de la comunidad lésbico-gay, podría integrarse a los trabajos de comisiones antes de asumir legalmente la titularidad de la regiduría.

Ya para que éste hecho haya llamado la atención de la prensa nacional, ello significa que será un tema polémico, morboso y que puede servir muy bien como tema de distracción fácil de vender.

Sin duda alguna la sociedad mexicana cuenta con una asombrosa capacidad de tolerancia hacia ese círculo que integra el tercer género sexual, pero el grave problema de este tipo de personajes es su protagonismo que raya en el cinismo y el atentado a las buenas costumbres.

Mire usted, en la Italia del despertar del sexo surgió una húngara llamada Ilona Staller quien recaló en Italia tras casarse con su primer marido, del que más tarde se separó. Eran los llamados “años del plomo”. Gobernaba la conservadora Democracia Cristiana. Las calles a finales de los 70 echaban humo. Había violencia, atentados, ganas de libertad. El gobierno seguía aferrado a la Italia tradicional y el clientelismo.

Y ella se bautizó como Cicciolina y se puso a trabajar en el porno de élite. Se estrenó haciendo un papel de colegiala y lesbiana. Hizo porno blando, porno duro y sus pechos fueron los primeros en aparecer en la televisión pública italiana, en 1978, lo que la encumbró como celebridad en un país ansioso por salir del antiguo régimen moral. A la vez, la actriz tenía inquietudes políticas más avanzadas que las de sus compatriotas

Repitió la escena de los pechos en 1986, pero en el programa de nochevieja de Televisión Española. L os pechos de la húngara sorprendieron a los españoles, que acababan de romper el cascarón de la dictadura y de los valores franquistas. Ilona hizo numerosas películas, shows, fue portada de Playboy en varios países . De actriz se convirtió en símbolo sexual. Siempre con la asimetría de un pecho fuera. Pero insistió en aprovechar su tirón para la política, embarcándose en una nueva aventura, que por fin le dio resultado, para asombro de Europa pues salió elegida diputada en el Parlamento italiano en 1987 con 20.000 votos, por el Partido Radical. Era verde, anti OTAN, antinuclear. Hizo campaña aprovechando su fama y sus pechos. No se recató ni lo más mínimo. Seguía enseñando uno de ellos. Hizo política a lo Cicciolina.

En Italia también, pero casi 20 años después, en 2006, el parlamento elige como diputado a Vladimiro Guadagno cuyo nombre artístico es Vladimir Luxuria el primer diputado travesti y el primero que admite haber practicado la prostitución en el pasado para solventar sus estudios. Un mes después de su elección, el político de Refundación Comunista se ha convertido en una de las caras más conocidas del país.

¿Cuál ha sido su problema?, su protagonismo. Un parlamentario de la coalición de Berlusconi llegó a exigir al presidente del Congreso que edificara un retrete especial para Luxuria, alegando que no es ni hombre ni mujer. Ella salió del paso con su característico sarcasmo. “Esto del apartheid urinario es nuevo. No me merezco un baño para mi sola, siempre he ido al de mujeres porque los hombres se avergüenzan de hacer sus necesidades ante mí”, dijo.

Luxuria aprovecha la atención mediática que recibe para hacer lo que mejor sabe: provocar.¿”A las mujeres de los honorables diputados les prometo que no intentaré llevarme a la cama a sus maridos. Pueden estar tranquilas”, les dijo y luego, a los pocos días se besó en la boca con una presentadora de televisión en horario de máxima audiencia, algo que provocó la indignación de muchos políticos. “Había niños delante”, alegaron.

Entonces, regresando a Rubí y como estará siendo focalizada por la prensa nacional, lo que diga va a levantar polvo. Es cosa de esperar y en base a su estratégica mercadotécnica vamos a conocer en los próximos meses que tan lejos quiere llegar en esto de la política.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Comentarios

Comments are closed.